resolución de problemas

En el mundo de los negocios, la resolución de problemas es una habilidad muy buscada. En tu emprendimiento, en particular, vas a encontrarte con miles de situaciones donde debas resolver, y es complicado si no tienes un equipo de soporte y te toca llevar varios roles al mismo tiempo.

Es por eso que hace mucho tiempo decidí comenzar a hacer cursos sobre resolución de problemas, y fue interesantísimo aprender sobre distintas técnicas. Tratar el tema como una pseudociencia ayuda a clarificar la mente, dejando emociones innecesarias afuera y aprendiendo a ver lo mejor para tu negocio. De manera que aquí les traigo las 6 técnicas más importantes de resolución de problemas. Y también los 3 estilos que existen para aproximarse a los problemas, ¡Y RESOLVERLOS!

 

6 TÉCNICAS DE RESOLUCION DE PROBLEMAS EN LOS NEGOCIOS

Los 5 por que

Esta técnica intenta llegar a la razón primordial del problema, a su causa más antigua. De esa forma, conociendo el problema original, se intenta atacar directamente el mismo para lograr un efecto dominó. Si se soluciona la primera causa, el resto caen por su propio peso.

Los 5 por qué deben ser consecutivos. Supongamos que el problema es la baja del 50% en ventas de tu negocio. ¿Por qué? (1) Porque menos gente ha estado interesada en las ofertas. ¿Por qué? (2) Porque las publicidades no han funcionado. ¿Por qué? (3) Porque hemos cambiado las publicidades. ¿Por qué? (4) Porque queríamos innovar. ¿Por qué? (5) Porque buscábamos una imagen más moderna.

¿Ves cómo funciona? Llegamos a la base del problema: quisimos modernizarnos y nos salió mal. ¿Acaso ese movimiento estratégico fue probado previamente en una porción del público objetivo? ¿Fue un mal movimiento? Llegar a la base nos permite preguntarnos otras cosas con las cuales trabajar.

En este caso, la primera medida sería volver hacia atrás. Reactivar viejas publicidades que funcionaban hasta crear otras nuevas. 

Los 7 y entonces?

Esta técnica tiene un fundamento parecido al anterior, sólo que apunta a las consecuencias. Veamos cómo funciona.

Supongamos que el problema a resolver es una baja tasa de resolución de quejas de atención al cliente. ¿Y entonces? Entonces deberíamos bajar la cantidad de quejas o subir la tasa de resolución. ¿Y entonces? Entonces primero deberíamos ver si las quejan se han mantenido o si la resolución ha bajado.

Regla 80/20, principio de paretto

El famoso principio de paretto también puede utilizarse para la resolución de problemas. 

Sólo debes identificar cuál es el 80% del problema y qué 20% de las causas lo está provocando. 

Una vez que lo identifiques, enfócate en las posibles soluciones de ese 20 % de las causas. Puedes comenzar haciendo pequeños cambios para asegurarte de que estás en lo cierto.

Sé una Goldgirl!

Recibe las novedades, tips e info útil para tu emprendimiento directo en tu correo!

Analizar: via rápida – demostrar y desmentir

Se trata de un ejercicio básico deductivo, donde se plantean todas las posibles hipótesis de causa del problema identificado.

Haz una lista con todas las posibles hipótesis que puedas imaginar. Afirmalas y repasa brevemente las implicancias de que esa afirmación sea cierta.

A continuación, descarta aquellas que son prácticamente inaplicables, ya que las otras implicancias no se han dado. Es decir, debes demostrar cuáles podrían ser ciertas.

Luego, debes negar el resto para saber si la consecuencia (el problema) se hubiera dado o no. Si el problema podría haber ocurrido igual, descartas la hipótesis, porque no es la causa directa de tu problema.

Analizar: Via lenta – datos necesarios y alcance

El análisis por vía lenta implica recabar todos los datos necesarios, y calcular el alcance del problema.

En cuanto a los datos necesarios, me refiero a todos los cambios que ha habido desde previo a la aparición del problema, las personas involucradas en el proceso, los elementos o materia prima utilizada, procesos de producción, atención al cliente, control de calidad, todo lo que implique tu negocio.

Por otro lado, el alcance incluye a todas las consecuencias que conforman el problema, incluso si es un daño menor colateral y no te preocupa tanto.

Esas consecuencias son los síntomas del problema, pero no la causa. Puedes comenzar por contener cada uno de esos síntomas y analizar la respuesta de cada cambio. Analiza cuánrto disminuye el problema principal al tratar casa síntoma, y con los datos recabados completa  las hipótesis para conocer la causa principal y efectuar los cambios necesarios.

Análisis de las respuestas: otras situaciones

Si se trata de una organización con trayectoria, ya has tenido experiencia en este campo o conoces a otros líderes de tu mismo mercado con experiencia, puedes tener una herramienta extra a la mano.

Se trata de aquellos problemas similares que pudieron haber tenido en el pasado. Puedes comparar las causas y consecuencias, e indagar en cómo se ha solucionado el problema.

Diagrama de causa y efecto – diagrama de pez

El diagrama de pez o de Ishikawa, es ampliamente conocido en el mundo de los negocios y del liderazgo, por facilitarla bñusqueda de las causas que pueden estar poniendo en jaque tu emprendimiento.

Este diagrama muestra en forma de pez todos los ámbitos que pueden estar involucrados en la causa del problema, es decir, dónde se pudo haber originado el inconveniente.

Simplemente, debes chequear cada una de las áreas según apliquen o no a tu emprendimiento o negocio. Ve tachando aquellos chequeados en los que has comprobado que no fue originado el problema, y por descarte encontrarás la causa.

Luego, sólo debes efectuar los cambios necesarios para contrarrestar los efectos.

diagrama de pez resolucion de problemas

Síguenos

No responses yet

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *