EL LIFESTYLE BLOGGING ESTÁ MUERTO

Lifestyle blogging

Suena duro, lo sé. Pero es cierto. Los blogs de estilo de vida están muertos, ya no funcionan. Y les voy a contar por qué.

Cuando internet apenas comenzó a ser común en todas las casas de los países medianamente desarrollados, y las plataformas de blog gratuitos en subdominios comenzaron a hacerse populares, todo el mundo tuvo un blog. Hasta yo lo tuve, que siempre fui reticente a mostrarme de forma pública y dejarme ver. Lo cierto es que la sobreexopsición ha tocado su fondo con Snapchat e Instagram, que tienden a pretender mostrar cada segundo de la vida de los usuarios. Claro que no es cierto, pero el publico mayoritario de estas redes así lo creen: viven a través de sus fotos y creen todo lo que les dicen sus seguidores. Un contrapeso de egos y baja autoestima.

Luego surgió el micro blogging y la posibilidad de hacer dinero sólo posteando fotos de una marca ante miles y miles de seguidores.

Ahora tenemos un host y dominio propio al alcance de la mano por un par de dólares, y ya ven: la red se ha llenado de páginas web y la competencia para posicionarse de forma orgánica en el mundo del blogging es FEROZ. No alcanza con una buena estrategia en Facebook o Pinterest para darte a conocer.

Bueno, llegamos al punto: hay tanta variedad que de verdad debes mostrar algo que le de valor al público. Hace 10 años era increíble ver el día a día o los pensamientos de una persona a miles de kilómetros y con una idiosincrasia completamente distinta. Pero hoy hay tanto de eso que ABURRE. Lo siento, a nadie le importa tu vida en particular. Salvo que seas una gran personalidad destacada en el ámbito académico, o en el mundo de las celebridades. Y es por eso que los blogs de estilo de vida ya no tienen visitas, y en su lugar se las están robando aquellos que de verdad ofrecen un producto o servicio que tiene VALOR para quien entra al sitio. El blogging con valor sí funciona.

5 RAZONES POR LA QUE NO DEBES BLOGGING DE ESTILO DE VIDA

Es por eso que si estas buscando hacer dinero en internet, NO DEBERÍAS TENER UN BLOG DE ESTILO DE VIDA. Es un viaje hacia una muerte segura. En su lugar, busca algún otro negocio que puedas emprender, donde realmente ofrezcas algo más que mostrarle a todo el mundo lo que comes o piensas, o un buen nicho para hacer blogging de calidad.

Y si aún no te he convencido, te cuento las razones por las que no va a funcionar:

1.- Tu dominio jamás adquiere valor.

Adivina como se llaman el 95% de los blogs de estilo de vida.

A menos que seas CharlizeTheron o JohnTravolta, tu nombre en un dominio siempre va a tener mayor valor para tí que para los demás. Piénsalo: si una persona quiere comprar josefinaguta.com, de seguro es porque ve que lo tienes hace mucho y te has olvidado de renovarlo. De cabeza que lo que quiere es vendértelo nuevamente, y ver cuánto estás dispuesto a pagar por un dominio que un mínimo porcentaje de la población mundial podría querer. Es decir, sólo aquellos que coincidentemente se llaman como tú.

Así que tu proveedor sólo te va a ir aumentando el precio del dominio porque sabe que lo vas a renovar de todas formas, pero seamos honestos: ¿cuánto le sacarían en una subasta? 

A menos que se trate de un juego de palabras con tu nicho, o seas una superestrella, no deberías comprar tu nombre como dominio para un blog.

2.- Tu idea nunca se verá relejada en un nombre amplio.

Está muy bien comenzar a explorar tu personalidad para formar una marca personal, siempre que tengas tiempo y dinero para tirar. Luego de un año, con suerte, puedes tener definido un nicho y un valor que darle a tu público. 

Si en algún momento decides que has encontrado exactamente lo que quieres transmitir, un público entusiasmado por obtener lo que ofreces, y una forma original de hacerlo, te aseguro que el nombre que hayas elegido para tu blog de estilo de vida no va a ayudar a la gente a recordar tu tema. 

Tu dominio, y el nombre de tu proyecto, rara vez van a hacer que alguien piense: “Cómo era que se llamaba ese blog estupendo sobre miles de comidas para hacer con lentejas? ¡Ah, si! josefinadisco.com”. ¿Lo ves?

3.- El contenido fuera de foco no rellena, te hunde.

Lo vemos todos los días hace… ¿cuánto? ¿10 o 15 años?

Si tienes un blog tan amplio como los de estilo de vida (por cierto, ¿que significa estilo de vida si todo ABSOLUTAMENTE TODO es parte de nuestro estilo de vida y no hay uno igual a otro?), en algún punto del camino te vas a ver tentada de meterle contenido de relleno. 

¿Qué es esto? Contenido que no es contenido: lo que comes, los lugares que visitas, lo que piensas o tus experiencias únicas que no tienen un objetivo motivacional o de conexión. Justamente todo lo que hace que se llame “estilo de vida”. Estos blogs son de este contenido, puramente. Quizás en medio tengan algo que te deje una enseñanza, pero rara vez se trata de algo profundo, investigado y completo. Los posts son escupidos en raros momentos de motivación.

Pero al contrario de lo que todo el mundo piensa (sólo es un poco de relleno, no va a hacer daño y me permite sacar un post rápido), sí hace daño. Le baja el nivel a tu blog poniendo justo al lado de contenido de valor, algo que no suma. Y si no suma, en los negocios, resta. Resta tiempo, energías, y ganancias. No sirve.

Imagina que de las 70 entradas de tu blog, 35 son entradas de relleno: no posicionan (porque no tienen búsquedas), nadie las lee, te dan peso al blog y no tienen ganancias porque no tienen visitas. Son peso muerto.

4.- La curiosidad se acabó.

¿Cuánto tiempo seguirías a alguien sólo para ver como vive? En algún punto, te aburrirá. Te parecerá monótono, o simplemente tendrás cosas más importantes que hacer.

Así que si quieres hacer un blog pero no sabes sobre qué, BUSCA UN IDEA.

No está mal hacer algo general para empezar, pero debes tener una dirección en el corto tiempo, o no irá a ningún lado.

Nada va a ningún lado si no hay una estrategia detrás que lo sostenga.

En cuanto entramos a un blog de lifestyle, damos una vuelta y nos vamos para no volver. Checa los números de algún sitio de este estilo, te apuesto a que tienen un 90% de público nuevo todo el tiempo. Y no es que este mal, simplemente NO FIDELIZA.

No me malentiendan, pero alguien tiene que decirlo: Ya hay demasiados blogs vacíos que no aportan nada y Google va a volverse loco en cualquier momento enviando crawlers a contenido que no aporta nada.

Vamos, todos sabemos lo que pasa: el 90% sólo busca dinero y no aportar valor. El 90% quiere hacer dinero sin que se le caiga una idea. Si quieres tener un negocio, un blog de “estilo de vida” no lo es. Es un fraude.

5.- El blogging que conocíamos ha muerto

Antes de que todo fuera tan fácil y accesible monetariamente, y antes de que las empresas tomaran el blogging y lo transformaran en marketing de contenidos, el blogging era eso: estilo de vida. Era Agustina contándonos qué había hecho, a qué se dedicaba, cuáles eran sus amigas y qué se ponía para salir a bailar. Era José mostrando sus fotografías no profesionales pero geniales.

Pero eso era en Blogger o WordPress, no en midominio.com. Y claro, éramos curiosos. Entrábamos a leer todo porque Facebook, Instagram, Snapchat y Twitter no estaban al pie del cañón con las últimas noticias y vidas comunes para tirar para arriba. Tampoco estaba Youtube trayendo nuevas “estrellas”.

Así que esa cosa habitual y corriente de lo genial que era tener un blog se ha conventido en instantáneas, videos cortos y 180 caracteres de frases ocurrentes para lograr seguidores.

Hoy tenemos sobredosis de estilo de vida, y no digo que no puedas ganar dinero con un blog de esos, pero piénsalo dos veces si quieres construir un imperio.

 

Síguenos!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *