ganar dinero por internet

Ganar dinero por internet: que pueda parecerte una idea trillada, lo entiendo. Pero estoy aquí justamente para desmitificar toda la perorata sobre que existen no sé ya si 239 formas distintas de ganar dinero por internet. Es decir, utilizando sólo una computadora, una conexión y tu alma.

Que si has leído al menos los 3 primeros posts que hasta ahora me muestra Google (le haría una captura de pantalla pero no quiero escrachar a nadie realmente), vas a encontrarte con rellenados de encuestas hasta ofrecer tu trabajo freelance, pasando por los que sí son métodos de ganar dinero por internet, y mezclando todo.

Primero que todo, que sepas que ya probé lo de llenar encuestas cuando era apenas una niña, y la única diferencia ahora es que hay más sitios y las encuestas tienen hasta video. Pero te dan la misma porquería de 5 centavos de dólar por cada encuesta que tardas en llenar unos 40 minutos porque son interminables, y luego de 40 minutos el 80% te dice: no calificas para esta encuesta. Cada vez las hacen más largas, menos onerosas y más te toman el pelo. Eso no es ganar dinero por internet, es perder tu valioso tiempo.

Y segundo, que para esta gente muchas veces ni siquiera hace falta distinguir entre ingresos pasivos y activos, y ganar dinero por internet es lo mismo que dinero fácil. NO LO ES.

Así que vamos a hacer un par de aclaraciones antes de comenzar.

Esta página puede contener enlaces de afiliados. Nuestra política de privacidad es bastante larga y aburrida, pero puedes leerla completa aquí.
Sé una Goldgirl!

Recibe las novedades, tips e info útil para tu emprendimiento directo en tu correo!

CÓMO GANAR DINERO POR INTERNET

Y con esto me refiero a exactamente esto: una computadora, tu conexión y tu alma, y en algunos casos poco o algo más de dinero para invertir.

No te voy a dar una lista de dinero fácil: el dinero que puedes conseguir por internet mayormente es dinero DIFICIL, requiere tiempo, esfuerzo, estrategia y hasta muchos cursos para ir aprendiendo sobre distintas cosas.

Tampoco vas a ver una lista de ingresos pasivos. En la mayoría de estas formas de ganar dinero, vas a tener que invertir tu tiempo, así que de pasivo no tiene nada. Sí es cierto que puedes generar una buena base para convertir ese dinero en ingresos pasivos, pero de movida NO LO SON.

Los ingresos pasivos son aquellos que siguen llegando trabajes o no, no dependen de tu tiempo. Los ingresos activos son aquellos que cambias por tu tiempo, ya sea que se valúe por tarea realizada, por meta conseguida, o por tiempo empleado.

Debes conocer esta diferencia, para que no te pase que quieras rendirte a los dos meses porque “no pensé que era tanto trabajo”. Pues sí, lo es. El dinero que puedes ganar en internet NO ES DINERO FÁCIL. Lo dije.

10 formas reales de ganar dinero en internet

Ads

La clásica primera meta de todo emprendimiento online, o la forma más básica de intentar ganar dinero por internet: monetizar a través de Adsense. 

Recuerdo cuando comencé hace unos años, me repetían una y otra vez que necesitas tener al menos 1000 visitas en tu web, y que no puedes aplicar enseguida a Adsense porque te rechazaban. 

No voy a mentir, siempre fui la niña que no seguía reglas, pero esta la creí y me porté bien. Así que trabajé duro en mi contenido mientras hacía un máster de SEO (e iba aplicando de a poco lo que iba a aprendiendo), cuando apenas promocionaba mi página. 

Yo no quería decirle a nadie que era mía, porque la verdad inicié la idea con unas amigas y si bien mi decisión fue elevar el proyecto y hacerme cargo de la parte digital, no estaba bien ponerle la cara. Ya saben. 

Para ese momento ya había unos cuantos seguidores de Facebook y era complicado decirle a mucha de esa gente que me conocía que la página era mía. Así que no la promocionaba. Y además, quería ver cómo se movía simplemente con el contenido. 

Por supuesto, cuando llegó el momento, Google me abrió los brazos y fui aceptada para monetizar con Adsense. 

Eso para que luego de dos años o algo así, iniciara esta página y a la semana me tirara a pedirle a Adsense que me acepte. Y saben qué? Me aceptó. El primer mes superé los mil seguidores, que los tenía porque ya sabía cómo hacerlo. Pero ya tenía Adsense para entonces.

Y sobre toda la otra cantidad inagotable de vaguedades que escuché, como que la página era demasiado nueva, mentira. La página podría aplicar en cuanto tenga algo de contenido que le permita ver a Google que vas en serio. He leído también que no te aceptan si no tienes una política de privacidad. Y entiendo que es parte de los términos de Google, pero ahí va mi verdad: Mi página de privacidad tiene apenas tres meses de antigüedad. Google ya me pagaba, así que… saquen sus conclusiones. 

Y como todo en esta vida se puede escalar, no hace falta que te quedes mendigándole a Google por unos dólares al día cuando Ezoic te puede triplicar la ganancia. 

Juro que lo leí y no lo creí, pero en cuanto entré mi primer mes casi cuadruplicó mi promedio en Adsense. Puedes probar Ezoic gratis con todas las características (incluso el acelerador de carga de páginas) a través del enlace. 

¿Qué necesitas?

Naturalmente, una web propia.

¿Que si te sirve tu blog de blogger o wordpress.com? No. Ni ningún otro sitio que no sea tuyo. Esos sitios no te permiten ganar dinero por internet con esta opción, tienen su propio sistema de monetización con tu contenido. Tú trabajas, ellos cobran.

Debes invertir en un Hosting y un dominio que sean buenos para comenzar pero no te arranquen la cabeza. Puedes probar con el mío, tienen gran cobertura mundial y cobran en casi todas las monedas, por lo que no tienes que preocuparte en comprar dólares y pagar impuestos de más si estás en latinoamérica. Aprovecha la promo anual con dominio y certificado SSL gratis (otros hosting te cobran aparte por esto).

Pros

Una vez tengas tu sitio hecho y con algo de contenido, es completamente pasivo. La gente entra, ve tu página, ve los anuncios y te pagan de acuerdo a su interacción con ellos. Eso es todo!

Contras

Adsense tiene gran demanda, así que no paga mucho dinero. Ezoic, por otro lado, triplica las ganancias por lo que es más conveniente que una vez tengas Adsense, crezcas tus visitas y te inscribas en Ezoic.

Afiliados

Hay muchas formas de trabajar por internet como afiliados. Es decir, ofreciendo productos o servicios de otros por una comisión. 

Puedes hacerlo desde tu propia web, en relación a productos y servicios de tu nicho. También se suelen utilizar las redes sociales y el email marketing si eres influencer o de forma paralela a tu sitio web, usando las cuentas de éste. 

Hay innumerables sitios donde puedes inscribirte para vender productos como afiliado. Los más conocidos con productos para casi todos los nichos son son Commission Junction, TimeOne y Amazon. Pero cada nicho tiene, además, su sitio de afiliado predilecto (como Booking.com para el nicho de viajes). 

Averigua qué les está funcionando a otros en tu nicho y esfuérzate con la promoción. Si vendes lo mismo que otras persona, simplemente VÉNDELO MEJOR. Sé original con la forma en que presentas y ofreces el producto, y la venta será tuya!

Por último, puedes ganar MUCHO dinero como afiliado usando el método flota de Romuald Fons, que consiste en crear una cuadrilla de sitios TSA (Turbo Seo Affiliate). Éstos son sitios de nichos específicos y verticales que están optimizados para ganar tráfico a través de Google.

Y quizá pienses que el SEO es muy lento, que te va a tomar años. Pero no, este hombre demostró (ya perdí la cuenta de cuántas veces), que el SEO no es lento, los lentos somos nosotros. Puedes posicionar una página en un día si te lo tomas en serio y haces el trabajo de forma correcta. 

El trabajo del afiliado es promocionar de forma contínua, así que no es un ingreso pasivo, salvo que automatices captando leads a través del SEO y las redes, fidelizando con contenido y finalmente ofreciendo el producto. Aún así, tienes que actualizarte todo el tiempo, porque hay mucha competencia intentando lo mismo.

¿Qué necesitas?

Una web propia, una flota de TSA’s, redes sociales o una lista de correos. La inversión es nula en el caso de los correos y las redes sociales, y mínima si quieres hacer un sitio web o una flota de ellos. En el primer caso, puedes gastar el equivalente a U$S 12 para todo el año, con el dominio de regalo. En el segundo caso saldrá un poco más, pero las ganancias vienen el primer mes.

Pros

Es de bajo riesgo, con una buena política de privacidad estás cubierto de cualquier problema que el cliente tenga con el producto o servicio que estás ofreciendo.

Por otro lado, la inversión es mínima, como habrás visto. Y no debes invertir tiempo o dinero en desarrollar productos propios.

Con respecto a las TSA, de verdad funcionan. Puedes probar con 3 al inicio e ir sumando más. Las webs son tan específicas que el rankeo se hace relativamente fácil (por supuesto, hay trabajo detrás, no es todo color de rosa). Las ganancias son rápidas y constantes porque la base del SEO es poco cambiante, pero debes estar alerta a la competencia. Luego, el flujo de público será una bola de nieve.

Contras

Debes invertir tiempo. La promoción es continua y además debes estar al tanto de si el producto o servicio que ofreces es de buena calidad, si está actualizado, etc. 

Si bien puede convertirse en un ingreso pasivo, al principio necesita mucho trabajo.

Infoproductos

Los infoproductos son productos digitales que vendes a través de internet y que ofrecen información de valor al usuario que los descarga.

Hablamos de infoproductos cuando hablamos de guías, plantillas, ebooks, audiolibros, listas, binders u organizadores, etc. Los puedes ofrecer a la vente en tu propio sitio web o en lugares como Amazon, Hotmart, Etsy, entre otros.

La promoción es básicamente la misma que utilizas para cualquier otra cosa: contenido en tu página, publicaciones en tus redes, email marketing.

Por supuesto, tu infoproducto debe resolver el problema de alguien, traerle un beneficio de ahorro de tiempo o poner en sus manos el conocimiento específico que está necesitando. Si vas a escribir un ebook, de más está decir que DEBES SABER ESCRIBIR.

Sí, suena obvio, pero creeme que he visto un trabajo pésimo de redacción y otro nulo o pésimo trabajo de edición en MUCHOS libros. Que el apuro de lanzarlo a la venta no te traicione: espera un poco si es necesario, pero asegúrate de que la edición es IMPECABLE. La calidad de tu producto es fundamental, si no está listo, no lo lances.

Y no te creas el mito de que debes ser un experto con más de 10 años de experiencia en algo para venderlo. Simplemente debes saber más que tu público objetivo. Conozco personas que se dedican a formar bloggers principiantes, y cuando ya no eres principiante, adiós. Porque ya no tienen qué más enseñarte y bueno, no vaya a ser cosa que alguien les ponga en evidencia. El negocio es hasta allí. Y está perfecto, lo tienen bien resuelto. 

Entonces, arma tu infoproducto y asegúrate de promocionarlo al público correcto, de la forma correcta. 

 

¿Qué necesitas?

Un infoproducto, naturalmente.

Y las plataformas que creas necesarias para promocionarlo, donde lo verá el público objetivo.

Pros

Una vez que lo tienes hecho y has encontrado el embudo que te funciona, puede ser una fuente de ingresos pasivos. Eso sí, hay que actualizarlo porque la información y la realidad van cambiando. No quieres dejarlo obsoleto.

Por otro lado, el dinero es básicamente todo para tí. Un buen infoproducto puede costar de U$S 50 a U$S 500.

Contras

Parece fácil, pero cualquier infoproducto lleva su tiempo. 

Incluso las plantillas, pueden ser largas y dolorosamente confusas si no sabes por dónde empezar. 

Además, la promoción requiere de mucho trabajo. Salvo que ya tengas un gran número de seguidores, tienes que hacer todo el camino del embudo desde cero. 

Cursos

Los cursos son un producto propio donde enseñas a alguien una habilidad que necesita y no tiene. 

Y si, verás cientos de cursos donde la gente enseña habilidades que NO TIENEN pero SABEN QUE OTROS NECESITAN. Eso está mal, no puedes dar algo que no tienes (de hecho, legalmente en mi país se llama ESTELIONATO y es un delito).

Si vas a hacer un curso, enfócate en lo que tú realmente puedes enseñar. Todos tenemos algo. Todos sabemos más de algo que el promedio de la gente, así que descubre qué es y comienza a trabajar en el currículum de tu curso. Fortalécelo, añade ejemplos prácticos, preguntas de autoevaluación, una guía de cómo llevar el curso. Regala algo extra a tus alumnos: alguna guía que resuelva un problema relacionado, plantillas para facilitar la aplicación de lo aprendido, un paso a paso sencillo que puedan visualizar para entender cómo se integra todo el conocimiento. 

Si no tienes idea de qué es lo que puedes enseñar, pero te encanta la idea de hacerlo, te recomiendo tomar el curso “Descubre tu talento”, de Álvaro López Morcillo. Es excelente para descubrir tus áreas fuertes, conocerte a tí misma y sentir la seguridad que necesitas para enfocar tu vida profesional a tu talento.

Luego de que tengas tu curso, elige la plataforma que más te guste para ofrecerlo. Tiene innumerables opciones:

Si lo quieres ofrecer en tu mismo sitio, puedes hacerlo a través de plugins LMS (Learning Manage System), que convierten tu sitio en una plataforma donde los estudiantes se pueden logear, adquirir tu curso y tomarlo dentro de tu propia web. Los más conocidos son LearnDash, LearnPress y Sensei.

Si no quieres ese peso monumental en tu sitio, que puede ralentizar la carga, tienes plataformas externas, como Udemy,  Teachable y Thinkific. Yo prefiero la última, tiene buenas opciones de personalización y sólo pagas una pequeña comisión por las ventas que haces. En los otros soportes, tienes que pagar de forma mensual o anual aunque no hagas ventas. Así que si vas a comenzar, te recomiendo que se inscribas de forma gratuita en Thinkific, y cuelgues tu curso. Lo promueves, y recién cuando vendes pagas comisión. 

 

¿Qué necesitas?

Un curso, por supuesto.

Y un plugin para tu sitio o inscribirte a alguna plataforma externa dónde ofrecer tu curso.

Pros

Una vez hecho, sólo debes actualizarlo en períodos de un año o más, por lo que no es de alto mantenimiento. Cuando tienes una estrategia bien desarrollada, puede convertirse en un ingreso pasivo.

Contras

Requiere mucha preparación en el contenido, luego un control de calidad, validar la idea, encontrar la plataforma que funcione para tí, lanzarlo y una exhausta promoción.

Tienda en línea

Ésta es la solución para hacer dinero por internet cuando tienes un producto (propio o ajeno) físico que puedes enviar por correo a una zona delimitada o de forma mundial. 

Hay varios métodos de hacer dinero con una tienda online, o e-commerce. El primero es hacer una tienda para tus productos. Por ejemplo, si haces velas aromáticas y quieres tener presencia online, harás tu sitio. Allí puedes configurar tu tienda con Woo-Commerce, un plugin que introduce la tienda, un carro de compras, páginas de pago e integración con distintos métodos de pago o billeteras digitales. 

También entra en esta categoría el famoso Dropshipping, donde ofrecerás productos de terceros (mayoristas o proveedores), que serán directamente enviados al consumidor, sin que tengas que correr con la producción del producto o manejar el envío del mismo. Es una especie de triangulación donde tu promocionas y ofreces el producto, que de hecho es de un tercero. 

¿Qué necesitas?

Un producto físico, ya sea propio o ajeno.

Una plataforma de comercio electrónico, y una página web propia. Recuerda que puedes hacer uso de la oferta de hosting por un año con dominio gratis.

Inscribirte en las plataformas de pago que vayas a usar para recibir el dinero.

Pros

La venta online tiene mayor alcance que las ventas locales, naturalmente. Si puedes hacer una buena promoción, tu sitio podría ser una buena fuente de ingresos, aunque todo depende de tu producto.

Si utilizas un producto de terceros (dropshipping), puede ser una fuente de ingresos pasiva, aunque debes dedicarle algo de tiempo a la promoción y prestar atención a que no haya problemas en las compras.

Contras

Si trabajas con productos propios, dependes de tu producción, así que no es un ingreso pasivo, pero sí un nuevo medio amplificado para vender tus productos.

Servicios en línea

Ofrecer tus servicios en línea es prácticamente gratis. Déjame ponerlo en claro.

Puedes inscribirte en plataformas especializadas de miles de cosas, o en plataformas genéricas como Fiver. Allí se ofrecen servicios de diseño web, diseño gráfico, fotografía, ingenierías, derecho, arquitectura o lo que se te ocurra. A través de tu portfolio y con presupuestos, acceden a contratarte y pagar por proyecto. Los profesionales que se manejan de forma freelance con esas plataformas y son consistentes con ello, pueden vivir tranquilamente con lo producido. Pero la mayoría, sólo lo tiene como un ingreso adicional.

Además, puedes ofrecer tus propios servicios en una web propia. Es una inversión mínima y te asegura un año para validar, perfeccionar y consolidar tus servicios. Si eres un profesional independiente y quieres reforzar tu marca personal, ésta es la opción ideal. 

También entran en esta categoría otros servicios como el de asistente virtual, consultor especializado, mentorías, grabación de audiolibros o traducción. No son 5 formas distintas de ganar dinero en internet, son 5 servicios distintos que puedes ofrecer por el mismo medio.

Incluso, puedes hacerlo sin invertir un centavo. Con una cuenta de Instagram y una Fanpage de Facebook, muchos asistentes virtuales encuentran trabajo y viven de ello. Así que no tienes excusas, si puedes prestar un servicio para hacer dinero a través de internet, aprovéchalo!

¿Qué necesitas?

Si quieres arrancar con tus redes sociales, hazlo. ¿Funciona? Sí, funciona.

Las plataformas como Fiver te dan un cierto empujón, pero debes estar muy pendiente. El trabajo no falta, pero la competencia tampoco.

Lo más profesional, en cambio, es ir por la página propia. Haz una buena página con testimonios de antiguos clientes, un llamativo portfolio y forma una imagen personal fuerte, trabaja tu marca personal.

 

Pros

Si vas a ofrecer tus servicios de todas formas, tendrás más alcance con el mundo digital, y una página web es incontablemente menor inversión que una oficina. 

Contras

No es un ingreso pasivo, tendrás innumerables consultas y tiempo limitado para responderlas y hacer el trabajo. Todo sigue dependiente de tí y tu tiempo. Aún así, es una puerta abierta a mayor alcance, y con ello, mayores clientes. 

Contenido

También puedes generar contenidos y venderlos o mostrarlo en tu propio sitio web.

Los sitios web de contenido (o blogs), ofrecen información en un campo determinado. También existen algunos blogs de estilo de vida, que ciertamente no ofrecen demasiada información sino experiencias de vida de personas determinadas. Pero realmente quedan pocos y son un rejunte de otros nichos, porque ya no funcionan. 

También puedes hacer contenido escrito para otros sitios (guest-blogging) o para determinados proyectos de ventas (copywriting). Incluso, puedes ofrecer crear contenido para marcas que publicarás en tu propio sitio. Puedes ofrecerlos directamente o en sitios de escritores o generales, como Freelancer, Fiver,  Publisuites, y otros. 

Pero el contenido no se limita únicamente a la escritura. Puedes hacer y vender contenidos como fotografías (a través de sitios como Unsplash, Shutterstock y otros similares), o incluso contenido para redes sociales diseñada especialmente para tu contratante. 

Los creadores de contenido también hacen contenido en redes para ellos mismos por pedido de marcas con las cuales pactan una colaboración. Usualmente se los conoce como “influencers”, y se dedican a cultivar una comunidad con ciertos intereses donde luego promocionan a las marcas a través de este contenido creado.

¿Qué necesitas?

Puedes utilizar sólo tus redes si te inclinas a crear como influencer.

Puedes utilizar simplemente las plataformas externas, o tener tu propio sitio web de contenido.

Pros

No hace falta inversión. Las plataformas que ofrecen el servicio son de inscripción gratuita, al igual que las redes sociales.

En cuanto al sitio web, ya sabés, es una inversión mínima que haces por todo un año, pero debes elegir un nicho sobre el cual puedas crear contenidos. 

Contras

El contenido requiere tiempo. No es un ingreso pasivo.

Community Manager

Este ya lo conoces: manejar redes sociales de otras personas o marcas. Al contrario de lo que piensa mucha gente, un Community Manager (quien maneja comunidades) es simplemente un moderador y posteador de contenido en redes sociales… contenido QUE NO HACEN ELLOS. O, al menos, no deberían.

Cuando surgió la moda del “sobrinity manager”, como todos le dicen, la cosa se puso confusa y el community manager ofrecía hacer la estrategia, el contenido y llevar adelante todo. Y eso borró los límites entre el media manager (quien hace la estrategia e idea el contenido) y el community manager (quien lo publica y lleva adelante la comunidad en el día a día). De más está decir que las grandes marcas tienen diseñadores gráficos también trabajando en esto. Y editores cuando se trata de videos.

Pero lo que sí hace el community manager es moderar la comunidad. Estar atento a sus necesidades, tener un amplio sentido de empatía y saber responder a sus requerimientos siempre con un tono amigable y sin confrontar. Después de todo, es la voz de la marca. 

¿Qué necesitas?

Básicamente nada, más que una computadora y una conexión a internet.

Pero debes tomar algún curso (no te preocupes, hay muchos que son gratuitos), y tener tiempo para dedicar a esto. Es un trabajo. 

Pros

No necesitas inversión, ni página web, ni tus propias redes sociales.

Contras

Bueno, el hecho de que no necesite inversión te dice algo: serás asalariado. Es un trabajo como cualquier otro que puedes hacer desde casa. Así que tu facturación dependerá de tu tiempo disponible para hacer el trabajo o de los logros que pautes alcanzar. 

Colaboraciones con marcas

Las colaboraciones con marcas son factibles en un ámbito de sitio web propio o incluso en redes sociales. Es decir, que la inversión es mínima.

Pero es esencial que tengan un buen alcance, es decir, un público amplio de un nicho específico que sea de utilidad para las marcas. Y un buen engagement, que muestre cómo esta gente interactúa contigo y te escucha. 

Las colaboraciones con marcas se consiguen de forma directa a través del contacto con el responsable del área de marketing digital. Puede ser para publicidad o creación de contenido, o incluso por una simple foto con el producto. Los pagos se dan generalmente por canje o por dinero, pero todo depende del nicho y del alcance que tengas.

¿Qué necesitas?

Seguidores.

Pros

No necesitas inversión de dinero, sólo tiempo y una relación constante con tus seguidores o lectores.

Contras

Es esporádico, generalmente se pactan una cantidad de posts y allí termina la colaboración. Si es exitosa, puede extenderse a otros productos, pero siempre limitando la cantidad de contenido.

No solo no es un ingreso pasivo, sino que no puedes transformarlo en uno. 

Web-trading

Se trata de comprar y vender dominios de internet o web completas. No como algo esporádico, sino como una inversión. 

La gente que se dedica a esto (sí, hay gente que se dedica a esto), compra en subastas o registran desde cero dominios de internet con nombres optimizados para SEO para determinados nichos específicos. Muchos de ellos sirven para TSA, comercio electrónico o blogs de nicho. 

Entonces simplemente los ponen en subasta, o pagan un hosting mensual para tratar de posicionar la página, ponerle Adsense y luego venderla.

Es un juego de especulación y creatividad. No cualquiera puede hacerlo. Pero si crees que tienes lo necesario, lo puedes intentar. 

¿Qué necesitas?

Creatividad, audacia y una inversión inicial al menos para un dominio. Mientras más dominios intentes, más posibilidades tendrás. 

Pros

Puedes ocupar apenas una o dos horas al día, e ir invirtiendo en una especie de bola de nieve luego de tener tu primer rendimiento.

Contras

Muchas veces se convierte en una lotería, y si bien puede volverse muy rentable (hay sitios que se venden a compañía por miles de dólares), no es un flujo de dinero contínuo, y jamás será un ingreso pasivo.

Estas son las 10 formas REALES de ganar dinero por internet. Todo el resto es una variable, especificación o modificación de estas formas. Lo cierto es que muchas son formas complementarias a ingresos primarios.

Lo sé, te vendieron que vas a ser millonario en menos de un año. Pero vamos a ser realistas: si vas a tomar alguno de estos trabajos en serio, debes FORMARTE. Yo llevo más de 5600 horas de cursos y lecturas (sin contar las universidades) y aún sigo aprendiendo. 

No va a ser fácil, ganar dinero por internet no significa ganar dinero fácil. Mantenlo en mente.

Síguenos

Curso

Tienes una gran idea, pero ni idea de cómo emprender? Te muestro los 5 pasos indispensables que debe tomar todo emprendedor para lanzar un negocio exitoso.

No responses yet

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *